martes, 22 de noviembre de 2016

Conejo con tomate


Buenos días,  aunque el conejo es un producto que siempre ha estado en un segundo plano es un alimento que parece que va ganando adeptos. Su carne blanca, tierna y sabrosa junto  con las múltiples maneras de prepararla hacen que sea una opción de lo mas recomendable.
Además hay que tener en cuenta que es un alimento con muy poca grasa, rico en proteínas y con un alto valor nutritivo, aunque tal como yo lo he preparado hoy con esa salsa que pide a gritos mojar sopones no creo que sea lo mas apropiado para perder calorías. Eso si esta delicioso y os aconsejo que lo probéis al igual que esta otra receta de conejo que en su día publiqué.


Ingredientes:

1 conejo.
1 cebolla grande.
1/2 pimiento verde.
1/2 pimiento rojo.
5 o 6 dientes de ajo.
1 vaso de vino fino de Jerez.
500 grs.de tomate triturado.
1 cucharadita de azúcar.
Pimienta molida.
1 hoja de laurel.
1 poquito de tomillo.
1 ramita de romero.
Aceite de oliva virgen extra y sal.


Elaboración:

Pedimos al carnicero que nos corte el conejo en trozos, aunque también en supermercados lo encontramos ya troceados.
Lo salpimentamos y lo ponemos en una cazuela con bastante aceite  con los dientes de ajo, la hoja de laurel, un poquito de cominos y la ramita de romero,  primero a fuego mas fuerte para que se selle y luego lo dejamos unos veinte minutos a  fuego lento, sacamos y reservamos.



Quitamos un poco de aceite porque era demasiado y ponemos la cebolla y los pimientos cortados a trocitos para que se pochen.


En el mortero majamos los dientes de ajo que reservamos con un poco de tomillo y el vino, lo añadimos a las verduras.
Añadimos el tomate junto con la cucharada de azúcar.


El conejo que teníamos reservado  y unos dos vasos de agua  para cubrirlo. Rectificamos de sal.


Dejamos cocer una media hora o hasta que veamos que el conejo esta tierno y la salsa en su punto.
Espero que os guste.


9 comentarios:

  1. Carmen el conejo en casa nos encanta, es una de las carnes que comemos con frecuencia, te quedo un plato fabuloso, es que tiene un color que solo con verlo levanta el apetito, menudo aspecto, un plato que en mi casa hasta te tocarian las palmas guapa....Bess

    ResponderEliminar
  2. La fritada de conejo me trae unos recuerdos estupendos, junto con la tortilla de patatas es lo que preparaba mi madre cuando íbamos de romería al campo. De eso hace un montón de años, pero mira si me acuerdo todavía. Te felicito por tu receta porque es buenísima, no hay más que verla.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Como bien dices esta receta pierde todo lo "dietético" en cuanto esa salsa nos pide barra y media de pan ji ji ji

    Tiene una pinta deliciosa, y si no es con conejo con pollo también tiene que quedar divina

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. La carne de conejo nos encanta en casa. Así con tomate está muy rico. Te ha quedado estupendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es una maravilla como te ha quedado este conejo guisado, creo que a algo tan bien realizado no se puede pedir mas. Besos

    ResponderEliminar
  6. que buena cara tiene, yo me iria ya a por la barrita de pan para empezar a mojar en esa salsita jeje. besos

    ResponderEliminar
  7. Una receta exquisita, me encanta esta carne en cualquier variante que se guise, pero con tomate me fascina y tu receta me parece una auténtica delicia.
    Un abrazo y feliz día

    ResponderEliminar
  8. Dios santo querida amiga, es de las recetas ricas que he visto de conejo esa dalsa es una bendicion, y no te imaginas la ilusion que me ha jecho ver esa clase de pan los años que hacia que no lo veia mi abuelo cuando era panadero lo hacia asi y le llamavamos pan blanco, cuantos años que no lo veia, si estuvieramos cerca me dirias de donde lo has comprado. Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
  9. Hola Carmen, aunque estoy apartada de este mundillo no me olvido de vosotras.
    Tu receta me gusta mucho, dan ganas de entrar por la pantalla de mi PC. Besos

    ResponderEliminar